Páginas vistas en total

jueves, 11 de noviembre de 2010

MANZANAS PODRIDAS: PEDERASTIA Y PEDOFILIA EN LA IGLESIA.



Por desgracia, estamos acostumbrándonos a escuchar en las noticias cómo se descubren supuestos nuevos casos de pederastia y pedofilia en la Iglesia Católica.... No son todos los que están, pero espero y ruego al Señor que sí estén todos los que son.
( me refiero evidentemente a los casos denunciados).

No podemos negar la evidencia: Se han dado casos dentro de la Iglesia... claro que sí. Y es que la Iglesia la formamos hombres y mujeres de carne y hueso, que por distintos motivos a veces, podemos convertirnos en "manzanas podridas".

Lo grave es, de qué manera repercute eso en la sociedad, y más importante que eso, de qué manera repercute en los que sufren el daño. Evidentemente , no es lo mismo que un Cura “afane” veinte euros del cepillo (cosa que tampoco está bonica), a que abuse sexualmente de una criatura... No hay nada más lejano al mandato del Señor, ni nada más repugnante y reprobable que cada uno de estos casos, donde, los más queridos por Jesucristo y a los que nos encomendó con especial empeño, son utilizados como objetos sexuales.

Este entonar el "mea culpa", no puede confundirse para nada con un cargar con el mochuelo de todas las maquiavélicas jugadas que pasan por la cabeza a los encargados de dirigir y presentar algunos diarios informativos o programas sensacionalistas de actualidad, cuya política informativa consiste en : 1º Buscar el objetivo ( a ser posible Iglesia )2º Hacer una mezcla en partes iguales de confusión y malicia y ponerla sobre la rejilla de gran ventilador. 3º Activar la tecla ON, sin olvidar desactivar la tecla "OSCILLATION", no sea que un poco de la mezcla no dé de lleno; y todo esto con la absoluta convicción de estar haciendo algo bueno para la sociedad... da lo mismo el daño que se haga: si aciertan, bien; que fallan... no pasa nada, ahí están nuestros abogados.

No pueden imaginar esos que escandalizan a la sociedad con sus mentiras y patrañas, avivando las hogueras que el mismo Satanás enciende en su batalla eterna e inútil en contra del Bien; no pueden imaginar repito, el dolor que causan en tantas casas, en tantas comunidades donde hombres y mujeres de bien se dejan la piel sirviendo a niños y enfermos, a ancianos y abandonados, a tantas y tantas personas que si hoy tienen un lugar donde dormir, un plato que comer, una caricia por recibir, es gracias a Jesucristo y a su Santa Iglesia.

Cuánto dolor provocará aquel que sin saber si es verdadera o falsa, lanza al aire la noticia de un nuevo caso de abusos sexuales, a veces impulsado sólo por intereses partidistas...

Pero no sólo en los medios informativos y en algunos partidos políticos se da y se fomenta el acoso y derribo de la Iglesia Católica: en la raíz del problema que nos ocupa, la Iglesia debe alzar la voz sin agotarse para informar al mundo de que hay muchos casos en los que los propios padres han intentado "sacar tajada" , aprovechando la bondad del cura de turno, poniendo a sus propios hijos como actores secundarios de una representación teatral deleznable... Quizás no consiguieran su dinero, pero de seguro destrozaron la vida de aquel pobre cura, que para empezar, tendría que salir de su destino, cargando en sus espaldas la cruz de la mentira despiadada , con la que una familia de su feligresía le había agradecido los servicios pastorales prestados.

Lo dejo aquí... he de reconocer que es un tema que me puede y me hace perder los estribos. Por un lado, no sé si sería capaz de comprender y tratar con amor a los sacerdotes y religiosos que realmente hubieran abusado, por otro, no sé, si al encontrarme a alguno de estos periodistas que os comentaba, o algunos de los papás “teatreros” podría tener un comportamiento cristiano con ellos.... Me queda la tranquilidad de que la Iglesia que es Madre y Maestra ya los ha perdonado a todos y la posibilidad de seguir pidiéndole al Señor que me haga santo para amar también a los que obran así.

Aquí os dejo un enlace en el que podréis ver un vídeo en el que ,con total seriedad y sumo rigor se trata el tema sin tapujos, dando datos serios y fiables. Es un tráiler que resume en ocho minutos los cuarenta y cinco que dura el documental “Manzanas Podridas” encargado por la Iglesia. Merece la pena. No os lo perdáis.

http://www.youtube.com/watch?v=dI2o82s5bOc

En Jesús y María...

5 comentarios:

  1. Muy cierto todo. Comparto la aprehensión hacia esa gente. La misericordia del Señor es infinita, pero la mía no. Ójala no me tope con uno de "esos" que embrutecen, vilipendian y manchan nuestra humilde labor llena sólo de buenas intenciones. Genial también el resumen del documental.

    Otro abrazo.
    Aníbal.

    P.S.: Qué grande y qué mítica la canción de Danny Wilson. Ay, aquellos maravillosos años...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Anibal.No nos cansemos de anunciar la Buena Noticia. Las malas y oscuras noticias las dan otros. Un abrazo.

    Con respecto a Danny Wilson y su música que te voy a decir... de lo mejor de los 80´s. Especialmente ese Mary´s Prayer.

    ResponderEliminar
  3. Tengo en mente a un par de casos como los de tu primer post, me encanta callarles las bocas. Es muy utilizado lo del Papanazi no?

    En cuanto a este documental hace tiempo oí hablar de él, tanto que se me había olvidado que lo habían encargado (te hablo de cuando salió la noticia de que lo estaban preparando o algo así). Es curioso como el Señor vuelve a acercarse a mi vida de esta manera, a ver si lo busco y veo el completo.

    Muy interesante este blog. Espero que no tenga tantos "problemas técnicos" como el de los Jóvenes de San Juan XD.

    Belmonte, por obra y Gracia de Dios.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que te guste el Blog querido Belmonte. En cuanto al Blog de los jóvenes de San Juan, estoy convencido de que tú, que eres muy apañado sabrás solucionar esos "problemas técnicos". Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Queridos hijos:

    Hace más ruido un árbol que cae que todo un bosque creciendo. Sobre este tema de los abusos y sobre el trato que le está dando el Santo Padre Benedicto XVI, os recomiendo también la lectura del discurso que pronunció el pasado 20 de diciembre a la Curia Pontificia, con motivo del intercambio de felicitaciones navideñas: "El rostro de la Iglesia está cubierto de polvo..." Muy duras las palabras del Santo Padre. Pidamos al Señor que sepamos ver en todo esto un camino de purificación que haga brillar a nuestra Santa Madre Iglesia con nuevo resplandor.

    El vecino de enfrente.

    ResponderEliminar