Páginas vistas en total

sábado, 20 de noviembre de 2010

COSAS DE LA PASTORAL 1º. Parte 1ª.


Son las 16,30 en Alicante. Sin siesta, sin apenas descansar, tomamos el coche rumbo a nuestra querida tierra manchega. Han pasado casi veinte días desde que vimos por última vez a nuestras familias, y ya "hemos hecho ganicas".

Hace bastante calor por eso conecto el aire, pero, como la mayoría de "extras" de mi coche, no funciona correctamente: sólo funciona a velocidad 4, lo que supone que hay que sujetarse los peluquines porque vuelan… En ese momento me vienen a la cabeza comentarios de un cura: "Este no es un coche para un seminarista", "Un BMW no es un coche para un seminarista"... "Ya, pero es cuando lo compré yo no era seminarista" (contesto), "pues deberías venderlo, porque con este coche no das un testimonio adecuado", (me dice) "Ya, pero es que tiene 20 años, no creo que me den ni 1000 euros por él, y con eso no me compro otro", ( le digo) "Si... pero es que es muy llamativo.., pero bueno... tú verás... te dejo, que me están esperando" (entonces es cuando veo que se sube a un Alfa Romeo último modelo)... "es cierto" (pensé) “no lleva un bmw...”

Pues eso... que el aire de mi coche no funciona, ni el elevalunas trasero, ni algunas luces del cuadro de mandos, ni los antiniebla delanteros (alguien los necesitó y un día se los llevó). Tampoco funciona bien el motor últimamente, y se para de vez en cuando, pero... es el coche que transporta a los seminaristas desde Alicante a Albacete todos los fines de semana (250.000 km, lleva a sus espaldas). Y mi viejo coche, además, gasta mucha gasolina, eso motivó que tuviéramos que parar al pasar Almansa para repostar y comprobar el frio que hace en nuestra tierra y entre tiritones, nos pusimos a buscar las cazadoras que no usamos en Alicante, pero sin las cuales no podemos sobrevivir en la Siberia albaceteña.

Zapata , cómo siempre, se compra cuatro paquetes de "mentos" en la gasolinera (que no van a durar ni media hora), Iniesta se come (aunque la comparte) una bolsa de un kilo de gusanitos naranjas de estos que te dejan los dedos inservibles para tres días y que son un atentado para el esmalte de los dientes...

Seguimos el camino a Albacete... y rezamos Vísperas a la altura de Chinchilla.
Hoy no toca parar en la capital. Vamos a Villarrobledo: allí nos espera un grupo de treinta jóvenes que se preparan la confirmación para darles una catequesis...

"Bueno... y ¿qué les vamos a decir?", pregunta uno. "Vamos a hablarles de Cristo" responde otro... "Si... pero… ¿qué les vamos a decir?".

Faltan 10 kilómetros para llegar a Villarrobledo y la catequesis está preparada. Juan Iniesta ha ido tomando notas completamente a oscuras en el asiento trasero de mi coche-antitestimonio. Zapata y yo entre broma y broma vamos aportando de vez en cuando algo con un poco de "fuste"... En el fondo sabemos que siempre el Señor hace que las cosas den fruto... por eso de alguna manera estamos tranquilos.

Llamamos a Luisalf que se ha quedado en Orihuela con Antoñaco y ... estamos en Villarrobledo. Bajamos del coche, y los tres seminaristas mayores, como si fuéramos niños de menos de un año, nos ponemos a abrir las bocas para ver como sale al vaho de ellas... "Cómo mola!!!", "qué frio tío!!" "Huele a Navidad!!!!", "¿ A Navidad?.. aquí huele a leña"... "bueno pos eso... a Navidad".

La catequesis resulta un éxito, tanto es así que los jóvenes no quieren que nos vayamos (eso después de hora y media soportándonos). Nos preguntan, les preguntamos, nos reímos, a veces no tanto... desde un rincón Jesús nos hace un guiño como diciendo... "Muy bien".

Hay dos cosas que están estrechamente relacionadas con las catequesis en Villarrobledo
1ª Conocer algún personaje (en este caso conocí al Pavero) y 2ª cenar en el Chino... Esto es así y ya puede venir “La fin del Mundo”, que no lo va a evitar.

Cenamos con Montia en el Chino y como siempre muy bien. Me llama la atención la tranquilidad que tiene este cura y la paz que transmite. Todo eso sin ser lo que llaman ahora los jóvenes "Un poto" (Dícese de un matojo, o un cacho carne con ojos, o un cuerpo bautizao, o un espantajo de los melones...) No, el Montia no para.. siempre está haciendo algo.

Tras eso Zapata se queda en su casa (allí nació el tío) y Juan y Yo salimos camino de Albacete. Yo me quedo en La Roda , que es mi nueva casa desde que a mi cura lo hicieran párroco de allí. Juan sigue para Albacete... hemos terminado con el viernes...

Estoy contento y en la Roda empiezo a sentirme en casa. Me alegra ver a Vicente. Es un padre para mí.

(It will continue) ( Según un traductor on-line de internet)

6 comentarios:

  1. ¡¡ QUÉ GENIAL !!

    Maravilla de automóvil que solo te he visto limpiar una vez "in the San's parcela". Que momentos tan buenos en ese coche....

    Espero que estas travesías y multitud de cosas en un par de días, te ayuden a seguir viendo tan claro tu camino y a confiar en que hay mucha gente que no te olvida y reza por tí.

    Un abrazo enorme.....

    ResponderEliminar
  2. jajajajajaja!estoy deseando la segunda parte!!!!que risas sobre todo con lo de "poto"!

    Bssss

    ResponderEliminar
  3. qué recuerdos. Menos mal que no te has acordado de mis intervenciones "técnicas" en el coche-antitestimonio: lo del regulador del aire, lo elevalunas digital,...n gracias por un ratico de risas antes de la catequesis con 9 salvajes...

    ResponderEliminar
  4. Lo de tus intervenciones "técnicas" viene en la siguiente entrega, cuando hable del sábado. Un abrazote nene.

    ResponderEliminar
  5. Josete, ya sabes que cuando quieras tienes a tu disposición un lujoso R5 para dar testimonio y voto de pobreza, agonía, angustias, sufrimiento y valle de lágrimas.

    Seguro que gasta mucho más que el tuyo además, por lo que los viajes pueden hacerse tan largos que te permitan orar y meditar sobre cuántos alfileres caben en la cabeza de un ángel, todo ello con el fin de otorgar un gran testimonio pastoral al mundo.

    Belmonte.

    ResponderEliminar
  6. Algunos dicen que un seminarista en moto también es un anti-testimonio...

    El vecino de enfrente.

    ResponderEliminar