Páginas vistas en total

martes, 23 de noviembre de 2010

DE MI PASADO...



Interrumpo la entrega de "Cosas de la Pastoral" para desahogarme un poco.
Hoy el día ha terminado "como las fiestas del Salobral" (este era un dicho de mi abuela María. Nunca he sabido muy bien qué es lo que pasó en las fiestas de ese pueblo albaceteño, pero no debió ser bueno..)

Pues eso...me levanto en Alicante a las 7 de la mañana. Laúdes a las 7.30, Santa Misa a las 8.15, desayuno (mortadela con aceitunas) a las 9; clases a las 9.30
(Exégesis y Gracia), comida a las 14 (macarrones y las famosas orejas de perro de segundo).

Me tumbo en la cama a las 15.00 h, me levanto a las 16.00 h sin pegar un ojo... algo va a pasar y ni va a ser bueno, y es que no se qué es lo que como, que adivino... y en este caso adivino malas noticias y problemas... es como si me lo estuvieran diciendo... veremos como acaba el día.

Estudio un rato Cristología (el miércoles tenemos examenzaco), chateo un rato con Arancha, otro poco con Miguel, y se hace la hora de salir para Albacete.

No hace ni 24 horas que llegué de Albacete y ya me tengo que volver.. a las 19.30 por fin he localizado a Marcos para que me quite el coche (lo ha pegado al mío y no puedo salir del garaje). Mi lujosísimo coche arranca a la de una y se para a la de dos...

Ya estoy en la autovía, miro el reloj... son las 19.45 h. "a las 21.15 estoy en Albacete" (pienso) , y así sucede.

Llego a la puerta de la casa de Tito y apenas puedo bajarme del coche.. (llevo unos días con un dolor horrible en la rodilla derecha)

Subo al recién estrenado piso, conozco al recién estrenado hijo que se llama Alejandro y que tiene nada más que tres meses. Alejandro es muy bonico y muy simpático.

Mónica me prepara un bocata de Jamón serrano y enseguida comienza la reunión de los tres socios de la empresa Bohemia de Festejos. Chiquimirriqui, Tito y un servidor.

Sí... todavía soy empresario y mucho me temo que tendré que seguir siéndolo durante un tiempo todavía, hasta que terminen todos los compromisos que un día adquirimos los tres amigos que la formamos.

Pues eso... que lo que pensé en la siesta salió y no ha habido noticias muy buenas , tendré que recuperar por unos días la fría mentalidad de negociante, para ver cómo soluciono la situación. Pero lo haré de la forma que me han enseñado en el seminario: primero le preguntaré al Señor a ver qué le parece y después actuaré.

Estoy cansado y asustado. Me desagrada volver a experimentar los problemas de los empresarios, me duele perder el tiempo en asuntos financieros. Por eso lo dejé, por eso entré al seminario, porque Su voz me llamaba a cosas eternas.

Ya no puedo pensar más. A rezar y a intentar dormir .

4 comentarios:

  1. Ánimo Josete! tu puedes con eso y con mucho más!Rezaré para que el Espíritu Santo te inspire!bsssss

    ResponderEliminar
  2. Pues eso mucho ánimo, y tampoco hace tanto que lo dejaste, seguro que aún tienes ese don que por el que tan bien se te dió.

    Que Dios te guíe.

    Belmonte

    ResponderEliminar
  3. Oh Diox mío Josete! He leído en una entrada anterior que haces deporte????? Sillónbol o lanzamiento de hueso de aceituna?????

    POr otra parte, me gustaría mantener alguna charla contigo más o menos asíduamente, sobre todo ahora que no puedo ir a cate, ni a misa ni nah (y no pienso levantarme los domingos a las 7 para ir a la de 8 y luego a nadar).

    Belmonte.

    ResponderEliminar
  4. a ver nene... hago bici estática. es lo único que soportan mis necrosadas caderas, aunque he tenido que dejarlo porque las rodillas se resienten.... es lo que tiene tener los huesos destrozados desde bien pequeño...

    ResponderEliminar