Páginas vistas en total

miércoles, 25 de enero de 2012

EL CURA DE GRAN HERMANO



A ver … ¿qué culpa tengo yo de que este muchacho ( el cura motero) esté en Gran Hermano?.

Lo digo porque últimamente es muy raro no encontrarte con alguien que te saque el tema y te diga lo caducada que está la Iglesia porque lo han “echao de cura” por ir a ese concurso. La gente ve muy bien que el cura en cuestión esté en el concurso, porque de esa manera se hace más cercano y que patatín y que patatán…

Mi opinión está divida: por un lado estoy de acuerdo con que la televisión es una buena plataforma para evangelizar , pero no creo que un programa donde se procuran e incentivan los momentos “ de tórrido edredoning” entre otras muchas lindezas, sea el lugar adecuado para un sacerdote. No por nada… es que me imagino que el chico no es de acero inoxidable, con lo cuál puede surgirle algún “encontronazo” con algún otro concursante , cosa que diría bien poco a su favor , y no sólo al suyo, sino al de la Iglesia.

Por otro lado , a mí lo que me están enseñando en el seminario es que uno debe obedecer. Es lo que menos apetece siempre, es lo que más cuesta, pero … esta fiesta es así. Por eso creo que si los superiores de la orden le dijeron que no, éste lo que tendría que haber hecho es obedecer y punto pelota.

No me voy a marcar el farol de que a mí no me gustan estos programas: me gustan. Y cuando podía veía Gran Hermano, Operación Triunfo, Aida, La que se avecina… en resumen…. todo lo que me hace pasar un rato divertido. Y esto no me hace ser ni más “guay” , ni más “cani” que otro.

Cuando quiero crecer rezo, leo , estudio o comparto con la gente.

La cosa ya está hecha: El cura está en Gran Hermano. Esperemos que su paso por el
programa sirva para evangelizar y dar testimonio, para unir a los concursantes en las distintas pruebas por las que han de pasar y sobre todo, que no sirva de escandalo para nadie.

10 comentarios:

  1. Simplemente, querido Valtu, permíteme que dude mucho que se cumpla tu último párrafo, más bien todo lo contrario. Y si no, al tiempo.
    Cano.

    ResponderEliminar
  2. Pues chico yo creo que no es el sitio de un cura ni que este sujeto sea un buen cura.

    Para empezar porque lo primero que hizo fue quedarse en gallumbos.

    Para continuar por lo mismo que tú tienes que obedecer, seguro que si entrara un soldado o un funcionario del CNI sin permiso también los expulsarían.

    Cada sitio tiene su público objetivo, seguro que si le pidiera permiso al Vaticano para salir en la cabalgata del orgullo o para irse a un burdel, no se lo dieran y aún así el fuera, también lo echarían. Por mucho que pusiera la excusa de "ir a evangelizar"

    Por último, me gustaría ver cuánto evangeliza a través del programa. Seguro que el Padre Apeles a través de Crónicas Marcianas evangelizaba más que él.

    Yo diría más bien: "El ex-cura está en gran hermano".

    Además, lo que tú dices. Te enseñan a obedecer, ergo si se pasó por el forro sus órdenes quiere decir que no era tan buen cura ni tenía tanta vocación.

    A lo mejor es que siente más devoción por los cuartos que le pagan en telecirco que por evangelizar a quien realmente lo necesita (la clase de chusma que abunda en ese programa puede ser atendida de manera completamente anónima)...

    Y si quiere evangelizar haciéndose famoso, ¿no debería dar limosna con su mano derecha sin que se enterase la izquierda?

    Belmonte

    ResponderEliminar
  3. Por cosas de la Providencia, hoy he abierto los Evangelios por una página al azar y he leído algo que me ha recordado este caso en particular. El pasaje en cuestión es el principio del capítulo 14 del evangelio según San Marcos, en el que se narra como, estando Jesús en la casa de Simón días antes de ser arrestado, una mujer derrama sobre Él un caro perfume. De inmediato, los discípulos comienzan a murmurar contra ella, diciendo que era un desperdicio y que mejor habría sido vender el perfume y dar el dinero a los pobres; sin embargo, Cristo los reprende, diciendo que la mujer ha actuado de forma correcta.

    No sé si veis la similitud, yo desde luego sí. En este caso, un sacerdote (creo que se llama Juan) realiza una acción, entrar a este programa, y levanta una nube de murmullos y críticas de sus hermanos (nosotros). Y llegados a este punto, yo me pregunto, ¿quiénes eran aquellos discípulos para cuestionar las acciones de la mujer? ¿Quiénes somos nosotros para juzgar las acciones de Juan? Yo no me veo con ánimo de juzgar su acción, sólo de pensar si yo, en su situación, habría hecho lo mismo (que ya os digo que no) ¿No es posible que este hombre haya entrado en ese programa siguiendo un llamado del Señor, con ánimo sincero de evangelizar? Dejadme decir que si es así, me parece algo de tremendo valor, exponerse a todas las críticas y tentaciones que le van a caer dentro de esa casa, con tal de llevar a Cristo a un lugar en el que antes no estaba. Un gran valor y una gran responsabilidad, ya que como dice Valtu, por sus acciones (buenas o malas) se juzgará a toda la Iglesia.

    Dicho esto, una verdad evidente es que el voto de obediencia se lo ha dejado en los otros pantalones, lo cuál me parece inadmisible. En algo tan delicado como la religión, no podemos dejar que cada individuo actúe a su libre albedrío, interpretando la realidad como le interese a cada uno. Somo libres de pensar y actuar como queramos, pero cada decisión conlleva unas consecuencias, y si los superiores de este sacerdote, a quienes sí considero adecuados para juzgar la idoneidad de esta "acción pastoral", le han comunicado que no debe actuar así, su obligación como sacerdote era obedecerle, por la misma razón que la mujer del Evangelio: que él crea que es lo correcto no significa que lo sea.

    Para terminar, recordaré que Juan es un sacerdote, con sus años de seminario, su servicio como diácono y al que Dios llamó en su momento, y por tanto, algo bueno tendrá. Por eso, prefiero pensar bien de él y que quizás logre hacer más bien que mal dentro de esa casa. Espero que así sea.

    ResponderEliminar
  4. http://www.20minutos.es/noticia/1294324/0/cura-gay/testimonio/grupo-secreto-betania/

    Bueno, está claro que la iglesia efectivamente tiene retos sobre la mesa.

    ResponderEliminar
  5. Es cierto, yo he leído otro enlace diferente pero más o menos parecido

    http://www.20minutos.es/noticia/1291417/0/Betania-en-colores/testimonio/Jean/

    ResponderEliminar
  6. ¿Creeis que Juan acabará sucumbiendo a la tentación malsana que promueven esos programas?

    Yo personalmente espero que no, sería un golpe duro para los que aún no le hemos metido en el saco de los malos.

    Alberto.

    ResponderEliminar
  7. Querido anónimo. Está claro que la Iglesia tiene retos sobre la mesa, ¡lleva 2000 años enfrentándose a retos que tiene sobre la mesa!

    Belmonte

    ResponderEliminar
  8. RUEGO QUE ME PERDONEIS POR LA TARDANZA EN LA PUBLICACIÓN DE LOS COMENTARIOS. LOS EXAMENES...

    ResponderEliminar
  9. Un exaltado!

    http://www.20minutos.es/noticia/1303903/0/javier-leon-de-la-riva/feto/tumor/

    Belmonte.

    ResponderEliminar
  10. Podéis ver al final de lo que ha servido toda esta discusión en el vídeo de más abajo de esta página.

    Como me gusta llevar razón siempre. No lo digo por el empalme (que viene a ser normal) sino por el toquiteo.

    http://www.vertele.com/noticias/gh-mete-a-un-pivonazo-para-agitar-la-casa-y-prohibe-la-repesca/

    Belmonte

    ResponderEliminar